Traducir

lunes, 26 de julio de 2021

LUZ ROJA A LA SSPX (SERMON R.P. RAFAEL OSB)

 





SR. PBRO. DON J. JESUS MENDEZ (MARTIR)


El señor Presbítero don J. Jesús Méndez nació en Tarimbaro, Michoacán, el año de 1881. Fueron sus padres el señor Florentino Méndez y la señora Cornelia Montoya.

Hizo sus estudios sacerdotales en el seminario de Morelia donde se ordenó a los veinticinco años. En la misma ciudad de Morelia cantó su Primera Misa el 22 de junio (día del Sagrado Corazón) de 1906.

Cuantos le conocieron admiraron siempre en él sus grandes virtudes, principalmente la de la humildad y la caridad para con sus prójimos. Cuando por necesidades de su Ministerio tenía que visitar a algún pobre, no se conformaba con impartirle los auxilios espirituales, sino que lo socorría también económicamente.

Siendo su principal preocupación que ningún enfermo se muriese sin confesión; es fama que habiendo cundido una epidemia en Valtierrilla (hoy Andrés Delgado), Guanajuato, de donde era Párroco, cayó también postrado en cama presa de fuerte fiebre, y que, delirando aparentemente, no cesaba de murmurar las palabras de la absolución. Las personas que lo rodeaban suponían que el Padre deliraba; pero grande fue su sorpresa cuando se enteraron que había sido en varias casas confesando a los enfermos graves. De esto viven testigos en lo que fue su Feligresía.

Durante la persecución religiosa no dejó de cumplir con su deber sacerdotal y una persona atestigua que, en cierta ocasión, cuando acompañaba al Padre Méndez a confesar a un enfermo, a medio camino se bajó del asno que montaba y dijo a su acompañante que ya no iría a donde solicitaban su presencia y que se regresaba a su Parroquia. Cuando el acompañante del Padre llegó solo a la casa del enfermo, grande fue su sorpresa al enterarse de que el Padre Méndez había estado ya a confesar al moribundo.

Era el Padre Méndez un ferviente devoto del Santísimo Sacramento y jamás salió a la calle sin antes hacer una visita a Jesús Sacramentado, ni volvió a su casa sin detenerse primero en el templo con el mismo objetivo.

Siempre creyó que el levantamiento que preparaban los cristeros para el día 5 de febrero de 1928, sería coronado por la victoria por lo que ese día celebró la Santa Misa a las 7 de la mañana para pedir la protección divina para quienes habrían de empuñar las armas.

Terminada la Misa iba a ocultar un Copón lleno de Formas Consagradas cuando entraron al templo el General Muñiz y sus soldados quienes mataron a una ancianita que corría creyéndola mamá del Padre Méndez. También mataron al Notario de la Parroquia porque se opuso a que entraran a la Sacristía.

Aprehendido el Padre Méndez, fue fusilado inmediatamente en las afueras del templo.

Entregó su alma al Señor el día 5 de febrero de 1928.


jueves, 22 de julio de 2021

ORACION AL ESPÍRITU SANTO (San Agustín)

 

 ¡Oh Divino Amor, oh Lazo sagrado que unís al Padre y al Hijo, Espíritu Todopoderoso, fiel consolador de los afligidos, penetrad en los abismos de mi corazón!

   Haced brillar en él vuestra esplendorosa luz. Esparcid ahí vuestro dulce rocío a fin de hacer cesar su grande aridez.

   Enviad los rayos celestiales de vuestro amor hasta el santuario de mi alma, para que penetrando en ella, enciendan llamas ardientes que consuman todas mis debilidades, mis negligencias y mis languideces.

   Venid, pues, venid, dulce Consolador de las almas desoladas, refugio en los peligros y protector en la miseria.

   Venid Vos que laváis a las almas de sus manchas y que curáis sus llagas.

   Venid, Fuerza del débil, Apoyo del que cae.

   Venid, Doctor de los humildes y vencedor de los orgullosos.

   Venid, Padre de los huérfanos, Esperanza de los pobres, Tesoro de los que están en la indigencia.

   Venid, Estrella de los navegantes, Puerto seguro de los que naufragan.

   Venid, Fuerza de los vivientes, y salud de los que van a  morir.

   Venid, Oh Espíritu Santo, venid y tened piedad de mí.

   Haced a mi alma sencilla, dócil y fiel, y compadeceos de mi debilidad con tanta bondad, que mi pequeñez encuentre gracia ante vuestra grandeza infinita, mi impotencia la encuentre ante vuestra fuerza, y mis ofensas la encuentren ante la multitud de vuestras misericordias.

   Por Nuestro Señor Jesucristo mi Salvador. Así sea.


martes, 20 de julio de 2021

¿QUE TANTO AFECTARÁ A LA NUEVA SSPX EL MOTU PROPRIO DE FRANCISCO QUE ABROGA LA MISA DE SAN PIO V?

 


Para explicar esto tenemos que leer la noticia original de Vatican News. La celebración de la misa de San Pio V va a estar restringida a nuevos grupos, pero a los que ya se les permitía, se les seguirá permitiendo siempre y cuando: los grupos vinculados a la antigua liturgia no deben excluir la legitimidad de la reforma litúrgica, los dictados del Concilio Vaticano II y el Magisterio de los Pontífices [Esto mismo ya fue aceptado por la SSPX en Declaración Doctrinal de Mons. Fellay del 2012]

La nueva SSPX no tendrá ningún problema en seguir celebrando de acuerdo al misal de San Pio V, pues han cumplido lo que Mons Lefebvre nunca quiso darles, el reconocimiento de los errores contra la fe, el reconocimiento del magisterio modernista. Para recordar que monseñor Lefebvre siempre defendió los intereses de la Iglesia Católica, a pesar de que los modernistas esperaban que por ser anciano muriera sin consagrar obispos pueden Leer aquí. Cartas póstumas de Mons. Marcel Lefebvre

También es probable que la nueva SSPX tenga problema con sus nuevos ordenados, pues como Congregación reconocen a la iglesia conciliar como católica y van a tener que pedir el permiso para celebrar la Misa de San Pío V a los obispos ordinarios modernistas y ellos les van a pedir que renueven lealtad al modernismo, lo que equivale a aceptar una nueva Fe, es decir apostasía. Si ustedes leen bien, por supuesto que Mons Fellay al aceptar el magisterio modernista hizo que la SSPX esté en entredicho por sospecha de herejía. Pero el pensamiento liberal, "que esquiva todo error",  argumentará que su intención no es esa, sin embargo, la realidad es que el aceptar el modernismo, su nueva misa y nuevo derecho canónico es rechazar al magisterio ordinario de la Iglesia Católica. Es sospecha de herejía.

Otro problema para la nueva SSPX es que les pidan a todos renovar su adhesión al modernismo, esa va a ser la ultima oportunidad para los sacerdotes realmente fieles a la Iglesia Católica de negarse y oponerse no solo a la prohibición de la Misa de San Pio V (de suyo muy grave) sino oponerse a toda la furia herética de la iglesia conciliar.

Esta prohibición de Francisco también va dirigida a los tradiliberales que se oponen a Francisco, e incluso no lo consideran papa, y están a favor de Benedicto XVI, también modernista y liberal. Si les dan a escoger entre Francisco y Benedicto XVI, ¿no sería lo mismo que escoger entre Caifás y Anás? El cisma entre los liberales y "conservadores" modernistas es propio de los errores en contra de la Fe, así les pasó a los protestantes Calvinistas y Luteranos.

Finalmente Francisco esta buscando una unidad en la fe falsa del modernismo. Esa es la llamada actual, a renegar y hacer renegar de la fe católica, e irlos juntando en la falsa religión del anticristo, la religión modernista cuyo dios es el hombre.

Los católicos y verdaderos hijos de la Santísima Virgen (que no es Conciliar ni Ecuménica), no debemos desesperar, debemos ver en esto la mano Providente de Dios; se están cumpliendo las Escrituras y los plazos, Cristo nuestro Señor Vuelve, está a las puertas, recemos para que cuando regrese nos encuentre fieles a El y a su Iglesia Católica con todos sus Dogmas, en la Unión de María Santísima y en sus santos.
VCR



Aquí la noticia:

El Papa Francisco, tras consultar a los obispos del mundo, ha decidido cambiar las normas que rigen el uso del misal de 1962, que fue liberalizado como "Rito Romano Extra-Ordinario" hace catorce años por su predecesor Benedicto XVI. El Pontífice ha publicado hoy el motu proprio "Traditionis custodes", sobre el uso de la liturgia romana anterior a 1970, acompañándolo de una carta en la que explica los motivos de su decisión. Estas son las principales novedades.

La responsabilidad de regular la celebración según el rito preconciliar vuelve al obispo, moderador de la vida litúrgica diocesana: "es de su exclusiva competencia autorizar el uso del Missale Romanum de 1962 en la diócesis, siguiendo las orientaciones de la Sede Apostólica". El obispo debe asegurarse de que los grupos que ya celebran con el misal antiguo "no excluyan la validez y legitimidad de la reforma litúrgica, los dictados del Concilio Vaticano II y el Magisterio de los Sumos Pontífices".

Los sacerdotes ordenados después de la publicación del Motu proprio de hoy que pretendan utilizar el misal preconciliar "deberán presentar una solicitud formal al obispo diocesano, que consultará a la Sede Apostólica antes de conceder la autorización". Mientras que, los que ya lo hacen, deben pedir permiso al obispo diocesano para seguir utilizándolo. Los institutos de vida consagrada y las sociedades de vida apostólica, "en su momento erigidos por la Comisión Pontificia Ecclesia Dei", pasarán a depender de la Congregación para los Religiosos. Los Dicasterios de Culto y de la Vida Religiosa velarán por el cumplimiento de estas nuevas disposiciones.

El Papa recuerda que la decisión de Benedicto XVI con el motu proprio "Summorum Pontificum" (2007) se apoyó en "la convicción de que tal medida no pondría en duda una de las decisiones esenciales del Concilio Vaticano II, socavando así su autoridad". Hace catorce años, el Papa Ratzinger declaró infundados los temores de escisión en las comunidades parroquiales, porque, escribió, "las dos formas de uso del Rito Romano pueden enriquecerse mutuamente". Pero la encuesta promovida recientemente por la Congregación para la Doctrina de la Fe entre los obispos aportó respuestas que revelan, escribe Francisco, "una situación que me apena y me preocupa, confirmándome en la necesidad de intervenir", cuando el deseo de unidad ha sido "gravemente despreciado", y las concesiones ofrecidas con magnanimidad han sido utilizadas "para aumentar las distancias, endurecer las diferencias, construir oposiciones que hieren a la Iglesia y obstaculizan su camino, exponiéndola al riesgo de la división."

El Papa se mostró apenado por los abusos en las celebraciones litúrgicas "de un lado y de otro", pero también por "un uso instrumental del Missale Romanum de 1962, cada vez más caracterizado por un creciente rechazo no sólo de la reforma litúrgica, sino del Concilio Vaticano II, con la afirmación infundada e insostenible de que traicionaba la Tradición y la 'verdadera Iglesia'". Dudar del Concilio, explica Francisco, "significa dudar de las intenciones mismas de los Padres, que ejercieron solemnemente su potestad colegial cum Petro et sub Petro en el concilio ecuménico, y, en definitiva, dudar del mismo Espíritu Santo que guía a la Iglesia".

Finalmente, Francisco añade una última razón para su decisión de cambiar las concesiones del pasado: "es cada vez más evidente en las palabras y actitudes de muchas personas que existe una estrecha relación entre la elección de las celebraciones según los libros litúrgicos anteriores al Concilio Vaticano II y el rechazo de la Iglesia y sus instituciones en nombre de lo que juzgan como la 'verdadera Iglesia'. Es un comportamiento que contradice la comunión, alimentando ese impulso hacia la división... contra el que el apóstol Pablo reaccionó con firmeza. Es con el fin de defender la unidad del Cuerpo de Cristo que me veo obligado a revocar la facultad concedida por mis predecesores".


lunes, 19 de julio de 2021

¿PODEMOS VER LAS MISAS TRANSMITIDAS?

 



 ¡¡LLAMADO URGENTE A SACERDOTES Y FIELES!!

¿La Santa Misa “Transmitida” rompe con esa barrera esencial que debe existir entre lo sagrado y lo profano?

Antes de responder debemos recordar y lamentar de que la autoridad para proteger el bien común de la Iglesia católica no está capacitada en estos momentos para responder por ahora a ésta pregunta debido a su posición sistemática de apostasía, de destrucción continua de lo que hay de más sagrado. La autoridad actual no tiene interés de proteger el depósito sagrado de la Iglesia Católica. Dejamos en las manos de la Santa Iglesia el realizar un juicio definitivo acerca de esta materia tan importante en un futuro próximo. 

Por ahora nos toca a nosotros discernir cuál sea la voluntad de Dios con respecto a éste tema tan importante. Debemos proteger lo Sagrado contra todo tipo de profanación. Debemos continuar defendiendo a Jesucristo Nuestro Señor y a su Santa Iglesia a través del Magisterio Tradicional ya revelado. Respondamos ahora a ésta pregunta bajo ésta luz del magisterio de la Iglesia y los principios de la fe.

DefiniciónLa Santa Misa es la realización mismísima del Santo Sacrificio del Calvario de Nuestro Señor Jesucristo de manera real pero incruenta.

Definición: “Transmisión” es una herramienta o plataforma humana de transmisión de un video en vivo o diferido a través de internet o TV. 

I – LA SANTA MISA ES DIVINA

a) La Santa Misa es de naturaleza Divina:

1.-  Jesucristo Nuestro Señor es quién a través del sacerdote ofrece su Santo Sacrificio del Calvario a su Padre Celestial (La causa eficiente es divina).

2.- Es el Santo Sacrificio incruento de la Pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo (La causa formal es divina).

3.- Lo que se ofrece en la Santa Misa es el Cuerpo, la Sangre, el Alma, y la Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo. ( La causa material es divina).

4.- Aplicar los méritos del Sacrificio de Nuestro Señor Jesucristo para propiciación por nuestros pecados, para la adoración, acción de gracias, y para oración de petición a Dios Padre (La causa final próxima tiene valor divino).

La Santa Misa es ofrecida para la mayor Gloria de Dios (La causa final remota es divina).

b) La Santa Misa en sus circunstancias debe ser sagrada:

Los medios por los cuales es ofrecido el Santo Sacrificio han sido sagrados y siempre han de ser así. El recinto es Sagrado, el ministro es sagrado, el lenguaje es sagrado (latín), los utensilios y los cantos (i.e. Gregoriano), lo son también. El silencio es riguroso ya que en su casa solo Dios habla. Los ornamentos, el arte, y la arquitectura son sagrados, son diseñados para elevar el alma a Dios. El propósito de todo lo que rodea al Santo Sacrificio debe conducir a la gloria, adoración, honor, alabanza, y respeto por toda la realidad Sagrada y Divina del Santo Sacrificio de la Misa.

Es una necesidad absoluta el evitar en la Santa Misa todos aquellos medios puramente humanos que la degraden, profanen, que la desacralicen, o que tenga un fin puramente humano. Nunca se ha permitido ninguna actividad mundana dentro del recinto sagrado como comer, dormir, comunicarse, distraerse, vender, etc.

Si uno quitara por ejemplo las paredes a una Iglesia y quisiera celebrarse allí la Santa Misa (tal y como se hace en casos excepcionales al celebrar algunas veces la Santa Misa en el campo abierto), eso sería como quitarle la protección que separa lo sagrado de lo profano. Esa barrera es lo que impide que el mundo y lo puramente humano penetre el recinto sagrado. Esa barrera tan esencial entre lo divino y lo humano es lo que impide que una mujer entre sin velo o sin modestia al templo. Uno no puede comportarse de la misma manera en un lugar sagrado que en un lugar humano. El templo y todo lo que rodea la Santa Liturgia es consagrado a Dios precisamente para que esa persona, cosa, o lugar se usen exclusivamente para el culto divino.

c) La Santa Misa es asistida por católicos y de manera católica

Gracias a nuestra consagración por el santo bautismo y la fe sobrenatural, es como un católico posee el sacerdocio pasivo que lo habilita para poder participar de la Santa Misa, ya sea de manera presencial o sólo espiritual. Por la fé y la caridad el católico participa de la Santa Misa con la inteligencia, voluntad, memoria, y los sentidos, todos ellos consagrados para tal fin el día de nuestro bautismo. Los fieles aparte de estar obligados a tener disposiciones de respeto hacia lo Sagrado, todas sus facultades le fueron dadas por Dios como medios sagrados elevados por la gracia y las virtudes sobrenaturales para que fueran elevadas para ser totalmente proporcionadas y dignas de participar de los misterios sobrenaturales de nuestra fe. El oido por ejemplo es un medio proporcionado para unirse a lo sobrenatural a través de la voz. Recibir audio inclusive remotamente sigue siendo un medio proporcional ya que no hay nada artificial que no sea sobrenatural entre la voz, el oido y la inteligencia. Pero lo mismo no pasa con la vista la cuál no se une a lo sobrenatural sino a través de la imagen. Y esa imagen debe estar rodeada de lo Sagrado para poder dirigirse a Dios. Así como solo pueden usarse aquellos instrumentos de música que eleven el alma a Dios. Así también solo debe usarse para recibir lo sobrenatural de la Santa Misa a través de la vista, aquellos elementos visuales que eleven la mente a Dios. 

II- LA TRANSMISION ELECTRONICA SOLO PUEDE SER USADA PARA FINES HUMANOS

Por el contrario, la tecnología live-streaming es una herramienta humana usada constantemente para actividades humanas. Así como el lenguaje profano, como el inglés y el español, se usan para cosas humanas de manera habitual, así lo es la transmisión de videos, el live-streaming.

Esta tecnología no solo no es sagrada e incapaz de elevar la imagen a Dios. El live-streaming y la transmisión diferida son un medio humano no proporcional a la realidad divina y por lo tanto son completamente incapaces de elevar al nivel sobrenatural a la persona que presencia la transmisión de la Santa Misa.  La consecuencia ineludible de esta realidad es que la transmisión electrónica no solo no ayuda a elevar el alma a Dios, sino que se convierte necesariamente en un obstáculo para transmitir el misterio y además causa una verdadera profanación de la Santa Misa al degradar la realidad sagrada a través de medios naturales que NO son sobrenaturales y que además se usan frecuentemente para usos malignos.

III- ARGUMENTOS DE AUTORIDAD EN CONTRA DE LA TRANSMISION DE LA MISA

1.- “¡Cuán venerable es éste lugar!, no es sino la casa de Dios y la puerta del Cielo” (Genesis 28,17)

2.- “No den lo santo a los perros, ni echen sus perlas delante de los cerdos”(Mt. 7,6)

3.- “Y que transacción (puede haber) entre el templo de Dios y los ídolos?” (2 Cor 6,16)

4.- “Por lo cual la mujer debe llevar sobre su cabeza (la señal de estar bajo)  de autoridad, por respeto a los ángeles.”(1 Cor 11,10) -uso del velo-

5.- “Uza extendió la mano hacia el arca de Dios, y la sostuvo… Y se encendió la ira del Señor contra Uza, y Dios lo hirió allí por su irreverencia; y allí murió junto al arca de Dios” (2 Samuel 6:5-7).

6.- “Mi casa será casa de oración. ¡Pero vosotros la habéis hecho una cueva de bandidos!” (Luc. 19,45)

IV- ARGUMENTOS EN CONTRA DE LA TRANSMISION ELECTRONICA DE LA SANTA MISA

1- Dios no recibe de los católicos la adoración, amor, honor, reverencia, respeto, y las disposiciones requeridas que le son a Dios debidas cuando hay  “asistencia” virtual de la Santa Misa.

2.- Los lugares en donde es transmitida la Santa Misa nunca tendrán el ambiente y circunstancias sagradas que son requeridas para presenciar tan sublime misterio.

3.- La autoridad responsable de lo sagrado, el sacerdote, tiene la imposibilidad de supervisar el decoro, respeto, modestia de los lugares, personas y aparatos electrónicos que reciben “la señal divina”. Es obligación estricta de todo sacerdote el cuidar el respeto por lo sagrado; hemos recibido la Orden sagrada de Hostiario para desempeñar esta función. “No deis lo sagrado a los perros…ni echéis vuestras perlas a los cerdos” (Mat 7,6).

4.- La herramienta electrónica utilizada no está santificada o consagrada y por lo tanto es incapaz para transportar o transmitir lo sagrado. Así como la Santa Misa no debe rezarse a través de un lenguaje vernacular, ya que no es un lenguaje sagrado, de la misma manera no se debe usar el internet para transportar lo sagrado. Debido al impedimento presencial por la distancia, la facultad del oído es la única vía elevada por Dios que queda disponible para poder seguir la Santa Misa en tales circunstancias. (así como cuando alguien puede asistir a la Santa Misa detrás de los muros de la Iglesia). Como cuando se usa micrófono para ampliar la señal, uno solo debería escuchar el audio de una Misa transmitida por internet.

5.- El lugar ordinario para la celebración de la Santa Misa es la casa de Dios, recinto sagrado donde sólo Dios habla, reza y Se sacrifica. “Live-streaming” es traspasar e ignorar los muros de la casa de Dios para llevar algo divino a un lugar y a través de un medio NO consagrado exclusivamente para el uso de Dios. (Esto es lo que propiamente se llama profanar lo sagrado).

6.-La entrega final de la transmisión o live-streaming, puede llegar a ser viciada, distorsionada, influenciada, e inclusive cambiada, por mensajes, frecuencias, cosas ocultas que están fuera de nuestro control y a merced de los enemigos de la Iglesia que son los que controlan los medios de comunicación. “si la sal perdiere su sabor ¿con qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.” (Mt 5,13).

7.- Lo virtual no puede reemplazar a lo real. La participación a distancia en una Santa Misa siempre se hizo por la fe de manera espiritual. (Misa y Comunión espiritual). La fe por la caridad es el vehículo dejado por Dios para unirnos a sus misterios divinos cuando los sacramentos están ausentes.

8.- La tecnología de transmisión visual es esencialmente una saturación de 24 a 60 imágenes por segundo (fps). Las imágenes de las pantallas saturan la imaginación al transmitir y por lo tanto la actividad intellectual se ve disminuida y obstaculizada e inclusive atacada. Además, la capacidad de concentración y oración disminuyen drásticamente. No ha sido jamás un medio adecuado para fomentar la oración ya que la imágen en movimiento es esencialmente un obstáculo para el recogimiento.

9.- Lo sagrado se deja expuesto a los ojos maliciosos, profanos, impuros y hasta satánicos. 

10.- El Papa Juan XXIII abrió también las puertas de lo sagrado para que el mundo profano entrara en él. “Quiero abrir ampliamente las ventanas de la Iglesia, con la finalidad de que podamos ver lo que pasa al exterior, y que el mundo pueda ver lo que pasa al interior de la Iglesia.” (Juan XXIII, 25 de Enero de 1959).

El modernismo ha profanado sistemáticamente todo lo Sagrado con la excusa de acercar  la Iglesia al mundo. El resultado a sido lo contrario. La Iglesia Conciliar se ha hecho como el mismo mundo, mundana. Es la agenda de aggiornamento o puesta a la moda, de Juan XXIII en el Concilio Vaticano II; agenda que han continuado todos los papas modernistas.

11.-La Santa Misa está fuera del tiempo. La Santa Misa siendo divina, sucede en tiempo PRESENTE al  modo divino. Es la asistencia a la Pasión y muerte de Cristo Nuestro Señor en el Calvario aunque de manera incruenta. Solo por la fe se puede presenciar éste misterio en su dimension de tiempo al modo divino. Un instrumento humano usado en tiempo presente a lo humano, los sistemas de telecomunicaciones, no deben ser usados para contemplar este misterio que es un tiempo PRESENTE a lo divino.

12.- La transmisión de la Santa Misa necesariamente disminuye la fe y enfría la caridad ya que se impone el principio de que “sino rezamos como creemos (en un ambiente y en un ambiente sagrado y Teocéntrico), terminaremos creyendo como vivimos (llevándonos poco a poco al antropocentrismo).

13.- Se pierde casi completamente el ejemplo mutuo de piedad y la profesión pública de la fe al asistir a una “Misa Virtual” ya que está rodeada de elementos profanos que no elevan el alma a Dios.

La pregunta final que muchos se estarán haciendo es: ¿Si no tengo posibilidad de ir a la Santa Misa Tridentina con un sacerdote confiable, como me puedo santificar el domingo sino debo unirme a ella a través de la transmisión por internet o TV?

Respondo diciendo que debemos unirnos espiritualmente a la Santa Misa, haciendo Comunión Espiritual. Además complementar con el rezo del Santo Rosario, el Viacrucis y escuchar o leer un sermón.