Traducir

lunes, 28 de agosto de 2017

CATECISMO DEL LIBERALISMO (5a PARTE)



 93.- ¿Qué es Cesarismo? El gobierno de un solo hombre de hecho, pero cubierto hipócritamente bajo apariencia de formas más o menos populares, el cual bajo el pretexto del derecho de tuición o de protección a la Iglesia, en realidad la veja y la oprime; pero siempre protestando su respeto.


  94.- ¿Qué es absolutismo? La degeneración de la monarquía o el gobierno de uno solo que administra a su capricho.

  95.- ¿Pues qué hay que pensar sobre las diferentes formas de gobierno? Dejando a un lado las formas abusivas de que acabamos de hablar, todas las formas de gobierno pueden ser buenas, si ante todo respetan los derechos de Dios y de su Iglesia y todas pueden ser malas si se hacen revolucionarias o liberales que es lo mismo.

  96.- ¿Cuáles son las formas de gobierno? Monarquía, Aristocracia, Democracia.

  97.- ¿A cuál de ellas deben adherirse los católicos? Los católicos somos libres para adherirnos a cualquiera de ellas.

  98.- ¿Pues qué la democracia no es mala? Estamos tan acostumbrados a aborrecer las palabras favoritas del liberalismo, que esa pregunta tiene razón de ser; pero debe contestarse que no. Hay democracia y democracia dice el mismo Mgr. Segur: la una verdadera y legítima la cual respeta la soberanía de la Iglesia que estriba sobre ella y sobre Dios; la otra falsa y revolucionaria, insubordinada y que nada produce sino desorden y ruina. Esta es la democracia del 89, la democracia que desconoce a la Iglesia y que en el fondo no es más que la revolución.

  99.- Dijisteis que entre los principios liberales hay algunos que son una mezcla de verdades y falsedades.- Ciertamente, y no es este el medio menos poderoso de los medios por los cuales el liberalismo se ha abierto paso aún en hombres de buen corazón, pero de poca inteligencia (o por lo menos superficiales.)

  100.- ¿Será útil analizarlos y conocerlos? Sí, y a veces necesario, puesto que debemos precavernos de las falsedades que encierran.

  101.- Pues ¿cuáles son los principales de ellos? Quizás el principal consista en la noción liberal de soberanía.

  102.- ¿Qué es soberanía? El poder de gobernar y regir, sin dependencia ninguna a una nación.

  103.- ¿En quién reside la soberanía esencialmente? En Dios únicamente.

  104.- ¿Por qué decís que reside en Dios? Porque sólo el que  no cree en Dios podrá negar que Él tiene poder para gobernar a las naciones y regir a las sociedades a quienes ha creado.

  105.- ¿Por qué añadís únicamente? Porque si además de residir la soberanía en Dios residiera en otro, ya fuera Rey, ya pueblo, la nación tendría dos cabezas, y el día que uno de estos dos poderes fueran opuestos uno a otro, la idea de soberanía, que es de unidad y fuerza se convertiría en la idea de destrucción.

  106.- ¿Hay otras razones? Hay otras muchas: si además de residir la soberanía en Dios, residiera en cualquiera otro, o se dice que esos dos poderes eran iguales (lo que es absurdo y blasfemo) o que ese otro era superior a Dios, (lo que es más blasfemo y más absurdo todavía) o bien que el otro soberano era inferior a Dios, es decir, que debería obedecerlo, y esto le quitaría su cualidad de soberano, pues a la idea de soberanía es inherente la idea de independencia.

  107.- ¿Pues entonces cómo al Rey o al Emperador se le llama Soberano y en las Repúblicas se dice el Soberano Congreso? Como Dios no ha querido gobernar por sí mismo a  ningún pueblo (a no ser en otro tiempo al pueblo Hebreo) y como Dios es autor de las sociedades, y como no podrían existir naciones si no hubiera quien las gobernara y dirigiera, el mismo Dios da, o delega la soberanía sobre determinado país, en aquel o en aquellos que han de gobernarlo.

  108.- ¿Qué son pues el Rey en la monarquía y el Congreso en la República? Son soberanos por delegación, pero nunca esencialmente. Es decir, que tienen el poder del Soberano.

  109.- ¿Qué cosa es el poder? La facultad que alguno da a otro para que, en lugar de su persona y representándolo, pueda ejecutar alguna cosa.

  110.- ¿Qué debe decirse de los que tienen el poder? Que son apoderados de Dios, esto es, que si son soberanos es porque son apoderados del Soberano.

  111.- ¿Y a quién y cómo transmite Dios así la soberanía? Dejando al pueblo Hebreo, cuando Dios sin intermediario e inmediatamente nombraba a Moisés, a Josué, a los jueces etc. para que tuvieran la soberanía en la tierra y sobre aquel pueblo, en la demás naciones lo da mediatamente, es decir mediante algún orden dispuesto por su Providencia.

  112.- ¿Cuál es este orden? La elección que hace el pueblo en la persona o personas que han de mandar.

  113.- ¿Cómo se hace la delegación? Los teólogos no están de acuerdo y se dividen en dos escuelas: los unos sostienen que Dios da al pueblo la soberanía y este a su vez la da al elegido. Los otros afirman que Dios da inmediatamente el poder, o sea la soberanía, al elegido por el pueblo, sin que este llegue a ser Soberano ni por un instante.

  114.- ¿Cuál de ellas debemos seguir? Siendo libre la cuestión, no hay deber de seguir una mejor que otra. Cada uno crea y sostenga aquella para la cual su razón encuentre más pruebas.

  115.- Luego según lo dicho, ¿todos los gobiernos, hasta los republicanos son de Derecho divino?  Si por esta expresión quiere significarse que por Dios reinan los Reyes, esto es, que reinan en lugar de Él, o que todo poder viene de Dios, y que el que resiste a las autoridades legítimas (en lo que no se opone a la ley de Dios) resiste al mismo Dios, no cabe duda que sí.

  116.- ¿Pues acaso a la frase “Derecho Divino” le han querido dar otra significación? Sí ciertamente. El liberalismo monárquico llamado también regalismo inventó que los Reyes eran de Derecho Divino, queriendo significar que de nadie dependían, que ante nadie en el mundo eran responsables, que sólo a Dios tenían que dar cuenta de sus acciones, etc. etc.

  117.- ¿Qué pretendía con esto el liberalismo  monárquico? Como en la tierra no hay más que un poder de Derecho Divino y es el del Soberano Pontífice, pretendían que todo poder real fuese igual al del Papa.

  118.- ¿Los soberanos temporales son responsables ante alguna autoridad de la tierra? Indudablemente. En primer lugar y en los casos marcados por el derecho Canónico, lo son ante la Iglesia. Segundo, en casos raros y gravísimos el soberano temporal es responsable ante la Nación misma que le confirió la soberanía. Sólo la Iglesia es suficientemente imparcial en estos tan graves casos de conciencia,  y sólo ella puede legitimar un hecho de tanta gravedad.

  119.- ¿Qué otros principios hay equívocos en el liberalismo? Todos aquellos en los cuales entra la noción de Pueblo. Porque la misma noción de pueblo en el liberalismo está equivocada.

  120.- ¿Qué entiende el liberalismo por pueblo? Todos aquellos que siguen a los corifeos liberales y se dejan seducir por ellos, pues a los otros les llama fanáticos.

  121.- ¿Qué es el pueblo? Es la reunión de todos los ciudadanos de un país, considerados según su valor social.

Catecismo del Liberalismo       

LA UNICA LIBERTAD DEL HOMBRE ES LA DE HACER EL BIEN Y AGRADAR A DIOS
      





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.