Traducir

miércoles, 8 de agosto de 2018

MIRA LOS CIELOS: R. P. MALACHI MARTIN



Mira los cielos

 En 1997 dijo al entrevistador Bernard Janzen, “…Creo que el gran factor… es lo que sucede en los cielos… ‘Mira los cielos’ es una divisa prudente. Creo que…la señal de Nuestra Señora aparecerá luego en los cielos. Creo que…vendrá como un choque para todos…Creo que…la Iglesia será golpeada duramente por lo que aparecerá en los cielos”. 

“Mira los cielos” fue el consejo que el Padre Martin dio muchas veces, pero especialmente durante la primera mitad de 1997. Por alguna razón, estaba esperando de ver la “Señal de Nuestra Señora”, como le llamaba, aparecer en el cielo aquella primavera. Alguien le preguntó si sería el “Hale-Bopp”, un pequeño cometa que apareció aquel año. “No”, dijo él. Estaba esperando un tipo diferente de señal. 

Cuando no apareció los finales de junio, me dijo: “Esto quiere decir que no sucederá aún por algún tiempo; tenemos algún tiempo más”. ¿Para qué tipo de señal estaría esperando? ¿Sería la “Señal de Nuestra Señora”, en el sentido de “Una mujer vestida del sol, con la luna bajo Sus pies, y en la cabeza una corona de doce estrellas”, o sería la “Señal de Nuestra Señora” sólo porque Ella nos instruyó que esperásemos por ella? ¿Sería una señal específica mencionada en el Tercer Secreto, tal como el Segundo Secreto nos había avisado estar atentos para “una noche alumbrada por una luz desconocida” antes del comienzo de la 2ª Guerra Mundial? 

Irónicamente, dentro de un año después que el Padre Malachi nos había dicho: “Miren los cielos” comenzó a aparecer en los cielos un nuevo fenómeno. No sería la señal que estaba esperando, pero podría aún significa algo en relación a los castigos del Tercer Secreto. En el verano de 1998, mencioné al Padre Malachi que, por primera vez en mi vida, parecía no tener energía; estaba completamente exhausta la mayor parte del tiempo. Y dijo: “No se preocupe. No es cosa suya. Están haciendo algo a la atmosfera. Pero tenemos que continuar”. 

Comencé a mirar los cielos con interés. Día tras día, un grupo de aviones dejaba en el cielo una cuadrícula de largas líneas blancas, largando alguna especie de sustancia blanca vellosa que no se evaporaba. Si continuásemos a mirar encima y observar lo que sucedía, las líneas individuales se dilataron y juntaron unas a las otras, hasta formar una red continua de nubes artificiales. Esta actividad, que al principio era esporádica, eventualmente tuvo lugar casi todos los días en todos los lugares, creando una neblina difusa de polvo que oscurece los cielos casi todos los días. 

Aunque en el principio el proceso fuese fácil de observar, hoy la neblina persistente disminuye tanto la visibilidad que casi tenemos que estar en un avión para ver la recolocación constante de este padrón de listas o cuadriculado por detrás de la cubertura nebulosa permanente. 

 El Padre Martin nos dijo que los castigos físicos sucederían en la tierra, el mar y la atmósfera del globo. Él podría ver, durante el último año de su vida, que la atmósfera estaba ya siendo afectada. ¿Podría esto constituir la base para parte del castigo? 

 Malachi Martin dijo al entrevistador del show de radio Art Bell en varias ocasiones que, si alguien citase las palabras exactas del verdadero Secreto y le preguntase si era cierto, tendría que decir que sí. Y así, muchas veces había personas que telefoneaban a presentar textos para que él pudiese evaluarlos. En general, enfatizaban desastres horribles como terremotos, maremotos, tsunamis, etc. 

Una vez, después de oír varios posibles “Secretos” y aclaró que no eran el texto que le habían mostrado en 1960, dijo: “Lo que todos ellos tienen en común es que describen alteraciones en la naturaleza, como si fuese la naturaleza misma rebelándose contra la humanidad. Algunas de estas cosas están en el Secreto. Pero recuérdese que, cuando estas cosas comiencen a suceder, no es cosa de naturaleza, ni cosa de Dios”.

 Esto deja dos posibilidades: satanás y los seres humanos. Su descripción en Keys of This Blood, de “catástrofes, por la mano del hombre o naturales, en la tierra, el mar y la atmósfera del globo”, menciona “por la mano del hombre”, pero no da indicaciones de actividad demoníaca abierta. Parece también excluir catástrofes viniendo del espacio exterior, como la colisión de dos estrellas o la aproximación de un cometa. 

En verdad, una persona que telefoneó al show Art Bell le preguntó si las predicciones incluían un cometa. “Nada sobre un cometa”, fue la respuesta. Catástrofes no naturales y tampoco enviadas por Dios Sobre cuando estas convulsiones extraordinarias de la naturaleza comienzan a suceder, él dijo: “recuérdese que no es cosa de naturaleza, ni cosa de Dios”. Parecerá ser cosa natural, o un acto de Dios, pero no es. En el pasado, “catástrofes, por la mano del hombre o naturales” sugería algunas causadas por el hombre, como guerras, siendo otros, actos de Dios como terremotos. Pero hoy, considerando la vasta alteración de nuestros alimentos, del aire que respiramos, y hasta de nuestros procesos de vida, “catástrofes, por la mano del hombre o naturales”, podrían bien ser una combinación de dos factores, o sea, catástrofes causadas por la manipulación de la naturaleza por el hombre y el uso de la naturaleza misma como un arma.

Sobre los terribles castigos que amenazan el mundo si persistimos en rechazar la solución de Nuestra Señora, el Padre Martin dijo: “…[Ellos comenzarán inesperadamente y serán acompañados por una confusión generalizada de las mentes y tinieblas en la comprensión humana…” “Partes completas de continentes [serán] cubiertas para siempre por el océano. Naciones enteras perecerán. Naciones enteras perderán la Fe. Catástrofes naturales que el mundo nunca ha visto, asolarán la humanidad.

Rusia lleva la ventaja en el desarrollo de la energía escalar, que es aún más peligrosa que la amenaza nuclear. La mayoría de los papeles de Tesla se enviaron a Yugoslavia después de su fallecimiento, y de allí cayeron fácilmente en las manos de los soviéticos. Mientras la mayoría de las universidades del Occidente ignoraron sus investigaciones a causa de la amenaza que la “energía gratuita” constituía para el comercio a gran escala, las universidades de la Unión Soviética y de sus satélites las incluyeron. 

Los soviéticos usaron la tecnología de Tesla en su corrida por la superioridad militar en relación a los Estados Unidos. En enero de 1960, Nikita Khrushchev anunció…que Rusia había desarrollado “una nueva arma fantástica, tan poderosa que podría destruir toda la vida en la Tierra” si fuese usada sin restricciones. 

Algunos investigadores piensan que los soviéticos comenzaron ya en los años 60 a usar esta arma para atacar blancos militares americanos y alterar el clima sobre América. El Occidente, habiendo suprimido las descubiertas de Tesla, se encontraba mal preparado. Por eso, mientras Rusia sigue expandiendo su capacidad escalar, las organizaciones americanas de defensa están corriendo para alcanzarla.

http://www.fatima.org/span/crusader/cr107/cr107pg23.pdf 5

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.